En la misma calle Nybrogatan 6, al lado de la quesería Androuent, queda la panadería Fabrique Stenugnsbageri, en Estocolmo, queda una panadería SENSACIONAL.

Los panes de centeno, trigo, avena, linaza, y cuanto cereal se les ocurra imaginar, son preparados con cuanto fruto seco posible.

Quizás lo más sensacional fue un “roll” de cardamomo, una suerte de caracola amasada con fragmentos de cardamomo negro rallado. Un sabor único, inigualable y delicado.

Me llevé uno para mi viaje de regreso. Cierro los ojos mientras me lo como y siento que estoy en una alfombra mágica que me lleva de regreso a casa….

No puedo cerrar esta serie de reseñas sin mencionar que los suecos son gentes muy culta (no en vano son los lectores némero uno del mundo), con un dominio del bilinguismo perfecto y universal (no conseguimos una sola persona, joven o adulta, que no pudiera comunicarse en inglés a la perfección) y last but not least, de una amabilidad y gentileza única se non rara.

¿Será que les he dado suficientes razones para que visiten Suecia?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *