IMG_20140823_152030

 
Sábado al mediodía. Ha salido el sol. En este verano grato, fresco y con toda seguridad atípico, las posibilidades de comer al aire libre uno han sido pocas.

Con una amable brisa fresca, comimos en la terraza uno de esos menús de sobrados que siguen la regla casera del manejo de los restos de la nevera ( https://sabordefamilia.com/las-finas-artes-de-vender-las-sobras/): transformación sutil que no permita al comensal identificar el alimento presentado en días anteriores y la introducción de un nuevo plato.

El disfraz de esta oportunidad fue para un salmón hecho a la plancha al que calenté y le puse una salsa de anacardos (merey, cashew). En mi reciente visita a NYC, conocí (gracias a los buenos oficios de mi Leonor) el Chelsea Market. Allí encontré una mantequilla de anacardos orgánica.

La salsa con los siguientes ingredientes:

Pasta de anacardos, 2 cucharadas

Agua de coco, unos 50 cc

Aprox 1/2 cucharada  de salsa de soya

Sal y Pimienta al gusto

La calenté y le agregué una pizca de maizena para espesar

Aparte, tosté la piel del salmón en aceite de sésamo (ajonjolí) y lo corté en trocitos

Preparé un cous cous con agua de coco y trozos de anacardos.

Presente el salmón sobre un lecho de cous cous, cubierto de la salsa de arandanos y trocitos de piel de salmón  tostada.

La ensalada fue inspirada por una receta que saqué de la página del Comidista (Mikel López Iturriaga) quien a su vez se inspiró en una receta de la chef inglesa Nigella Lawson.

Preparé una ensalada de melón con queso feta.

Ingredientes:

Melón cortado en cubos (o en bolitas si tienen paciencia; la receta original aparentemente es con sandía)

Queso feta en trozos (yo mezclé igualmente un resto de queso de cabra fresco)

Almendras troceadas

Yerbabuena (Menta rotundipholia, si no me equivoco) (La misma del kibbeh)

Pimienta

La vinagreta se prepara troceando finamente cebolla (o echalotte) la cual se coloca en un taza con unas cucharadas de vinagre y agua. Se deja en remojo y luego se le agrega el aceite de oliva.

El agua de tomar ( Vichy Catalan, of course) la serví bien fría saborizada con  yerbabuena fresca.

Sábado al mediodía. Ha salido el sol. En este verano grato, fresco….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website