Panada ( en Italia) es el nombre de una de esas sopas maravillosas de campesinos, de las que se hacen con las sobras de pan duro, rallado, puesto en un caldo de carne, con huevo y parmesano. Una suerte de pappa col pomodoro pero en este caso , originaria del norte de Italia.


En nuestra visita a Trieste, paseando por la zona aledaña al mar, nos encontramos en un pequeño canal donde fuimos recibidos por una escultura dedicada a un hombre que amó esta ciudad y que escribió algunas de sus obras estando en ella:  James Joyce. Como apremiaba el hambre, entramos en un acogedor lugar a pocos pasos del puente  llamado Ristorante Antico Panada. Nos recibió el amable Alberto quien fungió como anfitrión por el resto de una tarde que resultó apacible y encantadora.

El restaurante es pequeño y divinamente decorado. Cuenta con un pequeño ático del que tomamos posesión rápidamente y donde nos encontramos abrigados por las paredes de piedra y un hermoso y antiguo mueble de sacristía. Eramos dos y pedimos un plato único cada uno: la frittura mista ( muy de la zona y donde sirven mariscos y pescadillos delicadamente rebozados y salados) y un dúo de pastas ( no pudiendo decidirme con una sola, Alberto me mando a preparar el duo: mitad pasta de alcachofas y langostinos, mitad con nueces, speck y quesos madurados de la zona del Carso). Cerramos con un mascarpone servido muy curiosamente en un tarro de vidrio.

El todo-ambiente, comida y servicio- merecieron el viaje.

Es una parada obligatoria para los que pasen por Trieste.

Dirección: Via Rossini, 8/d, Tel (+39) 0403476286. Reseras: (+39) 347 3934467


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.