Durante el confinamiento del 2020 aprendí una técnica nueva para mi y que me tiene francamente entusiasmada: pintar el chocolate con aerógrafo. Tuve la oportunidad de tomar unos cursos on line con @lana_orlova_bauer. Siganla en Instagram: hace cosas increíbles y es muy buena profesora.

Básicamente, el cacao blanco admite cualquier color, siempre que éste sea en base no acuosa. Se han de pintar los moldes por capas y , si el temperado se ha hecho correctamente, quedan brillantes y preciosos al desmoldar.

Mi primer intento me dejó contenta: unos mapamundi rellenos de mazapan y frutos secos.

Seguiré intentando con los nuevos colores que me he traido de BakeDeco. Marcas como Roxy and Rich funcionan muy bien y no son las únicas disponibles en el mercado.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.