En mis inventos de fin de semana, decidí inventarme este postre. Visto que gustó, guardo la receta.

El aframomum tiene un sabor que puede recordar la regalice. Dicen que también al fruto del baobab.

INGREDIENTES

Una base redonda de masa brisa

3 cucharadas de confitura de bergamotta

2 huevos

2 cucharadas de leche condensada

4 cucharadas de leche de coco en polvo

1 paquete pequeño de queso crema

2 cucharadas de skyr (se consigue en el Lidl)

150 cc de nata fresca

1 mango

una cuchara azul moreno

coco rallado

Semillas de Aframomum camerunés (Jujube). También llamados semillas de la paz

PREPARACIÓN

Colocar la base en molde redondo de paredes altas.

Pincelar en la base la confitura de bergamotta

Batir las dos claras de huevo hasta que queden a punto nieve. Agregar las yemas, el queso crema, el skyr, la nata, las dos cucharadas de leche condensada y la leche de coco en polvo.

Colocar esta mezcla en la base.

Decorar con el mango (cortado en tiritas)

Decorar el mango con azúcar moreno, coco rallado y las semillas de aframomum (en la foto de la entrada) en polvo

Hornear a 170º hasta que la masa del borde este dorada. La parte central de levantará mucho y quedará muy esponjosa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.