Teníamos que ir… Papi me había hablado tanto de Nadia Santini -la dama de los fogones que llegó de número 1 del mundo- que mas que una visita era una peregrinación. 

Nadia, su esposo e hijo son personas encantadoras. El restaurant , Dal Pescatore, resultó una experiencia retro, en el mejor de los sentidos. Es una cocina sin pretensiones, sencilla en el marco de un local acogedor en una zona que amo por su melancólico misterio 

Gracias, Nadia, por el momento tan especial!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.