Nuestra llegada a Copenhagen fue por la estación central. El hambre apremiaba y decidimos comer en un local que nos atrajo por su decorado y por la presentaciñon de los alimentos. Se trataba de MAD Cooperativa (http://en.hovedbanen.dk/stores/mad-cooperativet/ ) donde se puede comprar para llevar o para comer en el sitio.

La primera y gratísima impresión fue el pan: amo la panadería de los países escandinavos. Es única. Miles de granos se conjugan en densas masas perfumadas que resultan en panes suaves y espesos únicos en su género. Extraño estos panes y en cada viaje me traigo unos cuantos en la maleta para congelar y disfrutar en los meses siguientes.

La segunda sorpresa fueron las ensaladas. La de Ali combinaba brocoli, almendras fileteadas, muchas uvas pasas, repollo crudo, cebolla roja y una vinagreta tipo ranch dressing. La mia en cambio era coliflor crudo, pesto, nueces, cebolla…En fin, una ensaladas transgresoras y divinas.

Lugar altamente recomendable.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website