Mi amigo David me ha traído de regalo 2 melocotones de la tierra de su madre. Se trata de los melocotones de Calanda (http://www.melocotondecalanda.com/),un producto excepcional D.O. en una depresión del Ebro que se encuentra entre Teruel  y Zaragoza.

La particularidad de su cultivo radica en que cada fruto es colocado en una bolsa de papel parafinado que lo protege de las plagas y de la intemperie.

Para mi ha sido todo un descubrimiento cuya iniciación  fue olfactiva: son perfumadísimos. Además de grandes y hermosos, son muy sabrosos.

No dejen de hincarle el diente a una de estas maravillas…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.