Los primos Hedin Gonzalez mandan esta deliciosa receta desde Suecia

 

Ingredientes para la masa( para 48 bullar)
 
50 gr de levadura en polvo
125-150 gr de margarina o mantequilla
5 dl de leche
1/2 cucharadita de sal
1 dl de azúcar
(1-2 cucharaditas de cardamomo
molido)
 850 gr de harina de trigo
Ingredientes para el relleno
 
50 gr de mantequilla o margarina
5 cucharadas de azúcar
Canela molida
 
 
Ingredientes para esparcir
Azúcar en perlitas
 
 
Ingredientes para untar
1 huevo batido

 

Preparación
 
Ponga la levadura en un bol. Derrita la mantequilla en una ollita, viértale la leche y caliéntela hasta una temperatura de 37’C ( calor resistente a su dedo meñique ). Revuelve bien la levadura con un poquito de la mezcla anterior y luego con el resto de ésta. Agréguele la sal, el azúcar y el cardamomo y casi toda la harina de trigo. Reserve un puñito de la harina para la amasada final.
Amase bien todo en el bol y déjelo reposar durante 30 minutos en un sito tranquilo, oscurito y tapadito con un pañito de IKEA.
 
Mientras la mezcla reposa…
Tome los ingredientes del relleno y mézclelos todos. Tome en cuenta que la canela molida a usar no está especificada en la lista de ingredientes, sino que se recomienda echarle a la mantequilla/ margarina tanta canela como la que pueda manchar esta grasa y llevarla a la tonalidad morena oscura pero nunca negra.
 
Pasados los 30 minutos de la siesta…
 
Despierte la masa volteándola bruscamente sobre una mesa previamente enharinada con el puñito de harina que había reservado para este momento crucial.
Divida la masa en dos partes iguales. Extiéndalas sobre la mesa hasta alcanzar un grosor no mayor de 1/ 2 cemtímetro de alto. Fórme ambas cantidades rectangularmente. Viértales equitativamente a cada mitad,  el rellelleno que preparó antriormente “sin discriminación” a las partes involucradas.
Enrolle cada rectángulo. Divída cada rectángulo en 24 pequeñas partes ( mirar imágenes)
Coloque los 24 bullar  acostaditos a reposar durante 30 minutos en dos bandejas engrasadas y no olvide cubrirlos con los dos pañitos de IKEA. El lugar deberá ser tranquilo y oscurito alejado del mundanal ruido.
 
Pasados los otros 30 minutos…
 
Despierte los bullar con cariño, cantándoles una Nana y píntelos bien con huevo batido. Espársales por encima el azucar en perlitas y hornéelos a 225’º C durante 12 minutos.
 
Desde Suecia les deseamos un
Småklig måltid!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *