En estos días me cayo entre manos una receta para cristalizar fruta. Consistía en remojar 2 hojas de gelatina de 2 gramos en un vaso de agua fría. Por otra parte , se debía  cocinar a fuego lento 250 gramos de azúcar  con unas gotas de zumo de limón y, al convertirse en almíbar, se  agregarle la gelatina hidratada, disolviendola bien.

Se debía dejar el almíbar enfriar para luego ir sumergiendo láminas muy delgadas de frutas. La receta recomendaba el uso de deshidratador a 145º F para ir colocando las frutas a secar por 12 horas. En sustitución de este aparato, usar el horno  a temperatura mínima y puerta ligeramente abierta.

Una vez crujientes, deberían conservarse en un envase hermético

Ahora bien, yo rebané una mini piña, una carambola , unas naranjitas chinas y unos cuantos physalis. Me tomó mas de 24 horas que se secara la fruta, y nunca quedó realmente crujiente. Sin embargo , debo decir que quedaron muy bellas, perfectas para decorar y el sabor es fantástico porque las gotas de limón realzan el sabor de la fruta.


1 comentario en «Fruta cristalizada»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.