Reunirse con los amigos que conocí gracias a mi papi es como compartir con él nuevamente. Son parte de una herencia maravillosa que me ha dejado. Stefano, Pinuccia, Dante, Marzio, Elena y Maria son los primos de la Italia que llevaré siempre en el corazón. 
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.