facebook_myspace_brookinsLos usos de Facebook son sorprendentes. Me enteraba en estos días de como los músicos comparten partituras, los amantes de la literatura textos enteros y ahora resulta que se montan hasta menús gracias a las sugerencias de los participantes.

El alcance de las redes sociales bien utilizadas es inmenso. Les copio la nota escrita por Rosa Rivas en El País de hoy 5 de junio del 2009.

 

 

Gastronomía
Deja una receta en el muro
Los ‘chefs’ difunden su trabajo a través de Facebook y de otras redes sociales
ROSA RIVAS – Madrid – 05/06/2009
 
“Usted se ha pasado de amigos”. Eso dijeron en Facebook hace un par de meses al popular cocinero peruano Gastón Acurio, que había superado la cifra tope de 5.000 enganchados a su página personal. Sin problemas, pensó, “me abro una página de personaje público”. Lo hizo, y ya va por los 13.000 y pico ciberamigos.
 
“Hasta me hacen reservas en la ‘web”, dice el cocinero Marcos Morán
El chef limeño, con restaurantes y cebicherías en distintos países americanos y en España (en Madrid, Astrid y Gastón), es muy activo en esta red de más de 200 millones de usuarios. A diario cuenta recetas o paseos por mercados, intercambia impresiones y técnicas con amigos y colegas, busca empleados o muestra con fotos la marcha de sus locales. No es raro encontrar largas listas en su perfil: “a 371 personas les gusta esto”, “ver los 150 comentarios”… “Facebook es una gran herramienta para los cocineros que quieren estar más cerca de sus comensales. En tiempo real podemos saber detalles casi íntimos que nos revelan su experiencia en nuestros restaurantes”, dice Acurio. “Es una oportunidad para compartir principios y promover el trabajo y las bondades de los colegas”.
Para Francis Paniego, una bondad de la exposición en la ciberplaza pública fue la elaboración colectiva de un menú. El cocinero del Hotel Restaurante Echaurren, en Ezcaray (La Rioja), lanzó una cuestión desde la página en FB: “¿Cuáles son tus cinco tapas favoritas?”. Tuvo 50 contestaciones “y con ellas diseñamos la carta para el gastrobar. Creo que es la primera hecha así”, dice. En esa página hay 344 amigos. Paniego mantiene además un perfil personal con 336 amigos cocineros y clientes, donde abundan temas de debate, y otra página “de trabajo” con un periodista y un diseñador con los que prepara proyectos. “Montar un grupo de facebookeros es una comunicación muy enriquecedora, estoy aprendiendo mucho”, relata Paniego.
La cocinera catalana Montse Estruch utiliza el Facebook como diario de viajes y escaparate de sus platos en El Cingle de Vacarisses (Barcelona). “Es muy útil si se utiliza en un sentido sano. Nos ayuda a buscar recursos y soluciones en estos momentos duros, a hacer realidad sueños… Estoy en el Facebook porque tengo unos amigos increíbles. Me entero de cosas al momento desde el otro lado del mundo”, opina (vía FB) desde Araxá (Brasil).
“Entré en esto porque mi mujer me enganchó para mantener contacto con amigos de infancia y con los que viven lejos”, confiesa el asturiano Marcos Morán. “Incluso me hacen reservas por Facebook. Prefiero FB que el blog porque aquí sabes quién habla. Puedes ir del divertimento a la consulta. Es una herramienta muy versátil”. Ramón Freixa lo utilizó para avisar a los amigos de su traslado de Barcelona a Madrid y está conectado con sus equipos de Australia y Cataluña.
Por otro lado, los propios internautas -sin que los chefs intervengan- crean páginas de fidelidad en FB para contagiar de sus restaurantes favoritos a otros fans. Y un aporte curioso es el de la numerosa tropa de los restaurantes. Componen una red que, fotos y cotilleos aparte, es un reflejo de sus avances y curiosidades profesionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *