Cumpliendo con lo prometido a todos los que lo probaron el 25 de Diciembre en mi casa aqui les va la receta.

Esta receta viene de mi querida Pam, una antillesa que trabajaba en mi casa, que valía su peso en oro y a quien recuerdo con mucho cariño.

El truco es conseguir ajíes picantes bien fuertes. Yo utilizo los de la Isla de Guadalupe que un amigo me trae, pero si no los consiguen, busquen uno que sea bien pero bien picante. Estos ajíes antilleses son exactamente iguales a los ajies dulces  venezolanos, asi que si viajan por el Caribe no se confundan por que son tan fuertes que pueden terminar quemados.

No olviden usar guantes.

1 Lávenlos bien, quítenles el tallo y córtenlos en trozos no muy pequeños.

2 Sofríanlos en aceite de oliva por un minuto

3 Añádanle  agua y un chorito de vinagre, sólo para que se cubran .

4 Dejen cocinar hasta que pierdan la brillantez y textura, no sobrecocinar.

5 Con un mezclador eléctrico, desmenuzar un poco

6 Guardar en un pote de cristal esterilizado y cubrir de aceite de oliva.

7 Dejar macerar 15 días en la nevera. Si no resisten pruébenlos de una vez, pero mientras más tiempo se dejan, mejor quedan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website