Muy reputado, este mercado se reune los viernes en la mañana y ubicandose prácticamente en toda la zona de la ciudad vieja. Considerado por la guía Michelin con un «marché exceptionnel» mi opinión se reduce a lo siguiente: es un mercado muy extenso donde se combina comida con ventas de baratijas.

Se consiguen productos locales- aceites de la Provence, lavanda en sus varias formas, salchichones varios, fruta fresca de temporada- sin que me impactara nada en particular con excepción de los 2 vendedores que encontré de especies cuya presentación y diversidad de productos era impresionante. Otro producto estrella era el ajo, grande y perfumado.

Había muchos vendedores de flores, algunas nunca vistas y sensacionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.