En una visita reciente por el Perigord , nos detuvimos en la bella Cahors, bañada por el río Lot y con el Puente Valentre, el más fotografiado de Francia. Pasear por su mercado fue el abreboca de lo que nos preparaba el zona: buenas vinos, quesos, foie, melones dulces.

A pesar de lo pequeño, en el encontramos una venta de chibakias marroquies ( dulces en media luna a base de sesamo y miel), remolachas cocidas, rábano negro y hermosísimos tomates.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.