Nuestra pequeña cena para cerrar el 2022 fue maravillosa: estábamos todos sanos…Con los tiempos que corren, tener a las abuelas con salud en casa y disfrutando ha sido parte del premio.

De entrada nos comimos un pan de jamón preparado con masa madre; seguidamente, un caldo potente preparado con cabezas y espinazos de varios peces cortesía de mi super proveedor Savall   y al que le agregue unos galets (lumaconi) rellenos de ricotta, salmón y eneldo; seguidamente, tartare de atún preparado con limón fermentado; bogavante a la crema y azafrán iraní (cortesía de mi amigo Alireza Firooz); cotequino (cortesia de Pinuccia y Stefano) con mostarda di Cremona (solo limones y cerezas). Cerramos con semifreddo de turron de xixona.

Nada como contar con grandes ingredientes. Las decoraciones las hice con mis super moldes Pavoni 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.