En estos días recibí un regalo de Navidad retrasado. Se trataba de una linda cajita de manera dentro de la que había dos botellitas de 100 cc cada una de aceite de oliva y una mermelada de aceite. Uno de los aceites era un Picual; el otro era un coupage (picual+hojiblanca). La marca: Águra

Lo primero que me impresionó fue el color del Picual,  un verde hermosísimo muy de esta variante de aceituna y que no deja nunca de sorprenderme. Es una gema. Pero la impresión no se limitó a los ojos. Es un aceite perfumado y exquisito. Tengo un cierto favoritismo  por esta aceituna y este aceite es un extraordinario representante. En casa somos apasionados en el tema aceite. Vamos haciendo catas por el puro placer de degustar y probar diferentes aceites. Este  es para mí , lo mejor que he tomado este año.

El coupage es también bueno, mas delicado y mas elaborado. La mermelada es interesante, bien balanceada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.